Bienestar Femenino, Mujer Cíclica, Mujer y salud, sabiduría ancestral femenina

Masaje con rebozo y Cierre de Matriz, un Masaje Ancestral

Hoy te comparto sobre esta maravillosa técnica proveniente de la Partería Ancestral Maya, usándose por siglos para acompañar a mujeres en diferentes etapas vitales, en especial durante la gestación y el post parto, mas se puede recibir en cualquier momento.

El Rebozo, es un tejido tradicionalmente de algodón tejido a telar, forma parte de la vestimenta habitual de diferentes pueblos de Abya Yala y le dan múltiples usos, entre ellos para transportar cosas, llevar a los bebés o mantear a la mujer gestante y en el trabajo de parto, así como para hacer masajes y cierres.

Se convierte el rebozo en una extensión de las manos, en extensión del corazón, abrazando, acunando, movilizando, estirando, … llevando a un estado de relajación profunda, desbloqueando tensiones físicas y emocionales, dando alivio y sostén, serenidad y calma, arrullando a todo el Ser, actuando a nivel físico, emocional, energético y espiritual.

En el Masaje Maya usamos el rebozo alineando la columna vertebral, ajustando y relajando articulaciones y cuello mediante una secuencia definida de movimientos, así como de canalización de energía armonizando la circulación electromagnética, sanguínea y linfática, generando un relajamiento muscular que permite ajustar los ritmos de vibración interna que busca su equilibrio.

Envuelta en el Rebozo los sentidos viajan hacia dentro, percibiendo los movimientos y sonidos internos.
El latido del corazón se hace presente y te acoges a él.
Te sientes protegida, recogida, cuidada.
Dejas de sostener.
Te entregas y permites ser sostenida.
Yo abrazo y te acompaño.
Rebozo que abrazas con el amor y protección de todas las abuelas, de todas las ancestras que te usaron a lo largo de los años.

Texto original Olga Amrit Yoga, adaptaciones por mí.

En resumen, algunos de los beneficios de este masaje son:

  • Alivia el dolor y tensión general del cuerpo, de espalda y cadera, lumbar, de sacro, ciática…
  • Desbloquea emociones.
  • Mueve la energía sexual.
  • Libera tensiones musculares y articulares.
  • Calma el sistema nervioso.
  • Silencia la mente y reduce el estrés, ansiedad, nervios.
  • Facilita el sueño profundo y reparador.

Tras esta secuencia continuamos con el Cierre de Matriz, un abrazo contenedor alrededor de todo el cuerpo que nos ayuda a recuperar nuestro centro, facilitando la integración de la experiencia, cerrando física y energéticamente todo el cuerpo en un abrazo.

Es especialmente recomendable tras dar a luz, tras pérdidas gestacionales, separaciones, en procesos de duelo, al concluir un proceso o una etapa de la vida, así como para abrir un Ciclo.

El Cierre de Matriz, reestablece el cuerpo físico, mental, emocional y espiritual, centrando y enraizando, restableciendo y concentrando tu energía y poder personal, por lo que es especialmente indicado para:

  • Cerrar el parto – vaginal o cesárea – y volver a nuestro centro.
  • Cerrar/sanar abortos y pérdidas gestacionales.
  • Amamachar el alma
  • Enraizar , encuerpar y tomar desiciones.
  • Cerrar física, psicológica y emocionalmente procesos y abrir nuevos caminos

Es una de las prácticas que más disfruto compartiendo…. la entrega, la confianza, la caricia, la transformación que genera en quien recibe… pura Alquimia.

Imágenes tomadas de internet, desconozco autoría.