Bienestar Femenino, Energía Femenina, Fertilidad, Mujer Cíclica, Mujer y salud, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual, sanación útero

Masaje de Útero, técnica Ancestral Maya

arvigo-techniques-of-maya-abdominal-therapy-1

 

El masaje de útero, lo aprendí cuando viví en América Latina, es un Masaje Ancestral Maya, conservado hasta nuestros días por parteras y sanadoras tradicionales de este pueblo, conocido allá como sobada.

La sobada abdominal se usa para reposicionar los órganos internos abdominales, así como el útero. Si has leído bien, reposicionar, pues a veces por sobreesfuerzos, una caída, por debilidad de los ligamentos que lo sostienen (debido a  sobre extensión en gestación y/o parto) e incluso por usar tacones, el útero y otros órganos se mueven de su posición original generando malestares físicos, emocionales y energéticos.

También puede haber causado el desplazamiento: lesión en el sacro o coxis, accidentes de tráfico, etc; ejercicio de alto impacto en superficies de cemento, aeróbicos de impacto, etc; levantar y llevar objetos pesados antes o durante la menstruación y demasiado pronto después del parto; el tiempo y la gravedad, cirugías anteriores, debilidad del piso pélvico, contractura crónica en la zona lumbosacra, retención de emociones.

Cuando el útero está fuera de su posición, el flujo sanguíneo y linfático pueden verse afectados y ponen presión al sistema nervioso, debilitando el equilibrio físico de esta área.

Cuando el útero vuelve a su posición original,  la homeostasis se restaura en el área de la pelvis y los órganos circundantes, aliviando los síntomas físicos, energéticos y emocionales, volviendo al equilibrio natural del cuerpo.

El cuerpo continuamente nos comunica si está en armonía o en desarmonía, a continuación detallo algunos síntomas o dolencias a través de los cuales tu cuerpo te avisa que tu útero necesita atención y que por medio de este masaje se pueden aliviar:

  • Ciclos menstruales y ovulación dolorosos y/o irregulares
  • Síndrome premenstrual, depresión con la menstruación
  • Sangrado vaginal anormal
  • Infecciones urinarias, cándida
  • Abortos espontáneos, gestaciones difíciles
  • Esterilidad
  • Endometriosis, quistes ováricos, fibromas uterinos
  • Perimenopausia, menopausia
  • Dolores de cabeza, migrañas
  • Congestión y dolor pélvico
  • Dolencias del aparato digestivo (colon irritable, reflujo, estreñimiento crónico, indigestión o acidez estomacal crónica, enfermedad de Crohn, gastritis)
  • Dolor en la espalda baja
  • Poca vitalidad, apatía

Tal vez al leer los puntos anteriores hayas identificado alguno que se manifiesta en ti, si es así debes saber que hay algunas restricciones y precauciones para poder aplicarlo, las cuales debes comunicar al solicitar una hora, estas son:

  • Cinco días antes de la menstruación y durante la menstruación
  • Durante el primer trimestre de embarazo
  • Si utilizas un dispositivo intrauterino (DIU)
  • Durante las seis semanas posteriores a un parto vaginal
  • Durante los tres meses posteriores a un parto por cesárea
  •  cuidado en presencia de hernias
  • Inmediatamente después de la cirugía abdominal
  • Infección activa o cáncer presente en el área pélvica, o mientras se someten a quimioterapia
  • Hernia de hiato (se requiere masaje suave)
  • Infección activa y aguda
  • Aneurisma abdominal
  • Diástasis de recto
  • Pesario para el prolapso uterino (quitar antes de la sesión)
  • Cualquier condición de salud grave

El número de sesiones para sentir beneficios varía en cada mujer, a veces hay congestión en la pelvis, haciendo necesario más sesiones para sentir cambios, por lo general recomiendo un mínimo de 4 o 5 sesiones, cada caso se evalúa de forma particular y en vista de la evolución que vaya teniendo. En general cuanto más perseverante se sea en el auto-cuidado, antes se nota la mejoría.

En tratamientos de fertilidad, el masaje de útero se ha usado y se usa con resultados muy favorables, no hay evidencia científica, “sólo” muchas mujeres beneficiadas de esta técnica, en conjunto con alimentación, hierbas y algunos cambios en hábitos de vida; la mayoría logran gestar en un periodo de entre 2 y 6 meses, siendo constante en el tratamiento.

Es importante destacar que casi todas las mujeres pueden recibir este masaje, incluso las que han vivido una histerectomía, gracias a que mejora la circulación sanguínea, el drenaje linfático y disminuye la formación de tejido cicatrizal.

Más allá de lo físico, este Masaje Ancestral libera memorias transgeneracionales y registros de encuentros sexuales, ayuda a volver a tu propio centro y tomar tu poder personal.

 

Mujer Cíclica, Mujer y salud, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual

Flujo vaginal, protege y habla de nuestra salud

25D

El flujo vaginal es un indicador de la salud femenina, a través de su observación constante podemos saber si estamos en periodo fértil (o no), si estamos saludables o hay alguna infección y muchas cosas más.

Las secreciones vaginales se autorregulan de manera perfecta, limpian y protegen nuestra vagina de patógenos externos gracias a su macrobiótica o flora vaginal (la cual está vinculada con la flora bacteriana de todo el organismo, la flora bacteriana es responsable de mantener nuestra salud).

Cuando el pH de la flora vaginal se desequilibra, somos vulnerables a infecciones y otros malestares, en especial si este desequilibrio permanece en el tiempo. ¿Qué altera la flora? *comidas refinados, consumo excesivo de productos de origen animal
* jabones normales e íntimos
* ropa interior sintética, ropa apretada
* uso de toallas higiénicas (compresas), protectores diarios y tampones
* estados anímicos y emocionales
* relaciones sexuales desde la carencia o donde nos pasamos a llevar
….. entre otros hábitos

¿Sabías que todo lo que entra en contacto con tu mucosa vaginal se distribuye rápidamente por todo tu cuerpo? Por ejemplo, cuando te pones una toalla higiénica, compuesta por celulosa, polietileno (uno de los plásticos más comunes), papel siliconado, algodón, poliéster, polipropileno (tela plástica no tejida), pulpa de papel blanqueada y aromatizantes (se utsan más de 100 químicos para crear un aroma). En estos componentes se “esconden”:
* dioxina, disruptor endocrino, debilita sistema inmune, problemas reproductivos, favorece endometriosis,….
* poliacrilato, asociado al síndrome de shock tóxico
* rayón, impide que la piel respire, reteniendo la humedad, provocando el aumento de la transpiración corporal, pudiendo generar heridas en la vagina y un aumento anormal de la flora bacteriana que puede derivar en infecciones vaginales e infecciones urinarias
* asbesto, se sabe que produce mayor sangrado. El ministerio de salud en Chile elaboro el “Manual para la Elaboración de un Plan de Trabajos con Materiales que Contienen Asbesto Friable y no Friable” aquí explican que el mineral puede producir daños irreversibles a la salud, este mineral ha sido catalogado como altamente cancerígeno para el ser humano.

Muchas nos criamos escuchando que cuando menstruamos no debemos hacer mayo (se cortará) ni tocar las plantas (se morirán), como si fuésemos altamente peligrosas portadoras de desastres en ese momento de nuestro ciclo natural. La ginecóloga Enriqueta Barranco junto con Olga Ocón Hernández decidieron analizar la sangre menstrual y se encontró con que esta está llena de químicos externos que está causando en miles de mujeres multiples disfuncionalidades y patologías.

Nuestra sangre menstrual es sagrada, está llena de vida (células madre), el tema es que nos venden muchos productos que nos intoxican, acá las dejo el artículo que habla del estudio.

https://www.playgroundmag.net/noticias/actualidad/menstruacion-quimicos-productos_higiene_0_2009799001.html

Bienestar Femenino, Fertilidad, Mujer y salud, Sabiduría Menstrual

COMPRESAS, TAMPONES, PROTECTORES DIARIOS

Muchas mujeres acostumbran a enfrentar su menstruación con el mismo espíritu del producto recién aparecido: de manera rápida y desechable. Manteniéndose alejadas del proceso

“la industrialización de este producto más el trabajo del marketing publicitario hacen que las mujeres no vean otra alternativa a la establecida, es decir, usar toallas higiénicas (compresas) desechables. Por lo demás, ante toda la represión establecida en nuestros cuerpos, nos hacen creer que este producto ayuda a que no nos sintamos sucias y enfermas en esos días”    Pabla Pérez San Martin, escritora, investigadora social y partera tradicional.

Las mujeres tienen la menarquia (primera menstruación) en torno a los 12 años, según un estudio publicado en la revista científica BioMed Research International. Este trabajo apunta que hay algunas variaciones geográficas, la media está entre los 11,96 y  los 12,93 años, aunque las mujeres del sur de Europa tienen su primera regla antes que las mujeres blancas y afroamericanas. En Asia, la media ha bajado de los 13 a los 11,67 años en las últimas décadas. En el trabajo, también se apunta que hay pocos datos de mujeres africanas.

Según un informe del Instituto de la Mujer, dependiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, la menopausia llega a las mujeres españolas a los 48 años. Eso significa que pasan unos 36 años menstruando. Entonces 13 menstruaciones anuales durante 36 años, son 468 menstruaciones, supongamos una media de 4 días de duración, tenemos 1872 (algo más de cinco años menstruando)

Es importante resaltar que es difícil encontrar datos sobre este tema, quizás porque aún se considera tabú.

Cada tampón o compresa tarda entre 500 y 800 años en desintegrarse totalmente. Asunto preocupante si se considera que cada mujer utiliza y deshecha más de 10 mil tampones/compresas (t. higiénicas) durante su vida. Se estima que en Chile anualmente una mujer menstruante genera 65 kilos de basura.

En Chile se ha estimado que el gasto anual en toallas higiénicas (compresas) puede superar los 25 mil pesos por persona y producir 65 kilos de basura.

La vagina es la zona más porosa y absorbente del cuerpo, todo lo que entra en contacto con la vagina se absorbe y distribuye por el organismo, lo cual es importante resaltar

¿Sabes que te están/estás metiendo en tu vagina cada vez que menstruas y las posibles consecuencias que puede tener en ti? ¿sabes de qué están hechas toallas higiénicas, tampones etc?

Los componentes de estos productos  varían de una compañía a otra y la mayoría de fabricantes de productos femeninos no dicen cuáles son los ingredientes que sus productos contienen. Y si existe algo de información no se mencionan los subingredientes, por ejemplo, no sabemos de qué están hechas las fragancias de las mallas sanitarias.

De lo poco que nos cuentan, sabemos que los ingredientes conocidos en los tampones son: algodón, rayón, poliéster, polipropileno, polietileno y fibra; en compresas y protectores diarios: pasta de papel blanca, gel absorbente (poliacrilato), polipropileno no tejido y polietileno.

Sabemos que para blanquear tampones, pañales, compresas, etc se usa cloro (lejía) y derivados organoclorados: dioxinas y furanos. Se dice que cada vez son menos las empresas que usan cloro y derivados para el blanqueamiento.

¿Qué son las dioxinas?

Componente generado como subproducto de procesos industriales donde se utiliza cloro:

  • Para la manufactura de herbicidas y pesticidas (conocidos como cancerígenos) que son utilizados en el cultivo del algodón convencional, es decir, no orgánico. (tampones)
  • En el blanqueamiento de la pulpa de papel y el rayón (componente de toallas sanitarias y tampones)

Es importante saber que son liberadas al ambiente en los residuos de la incineración y no solo esta presentes en productos de cuidado femenino, también están presentes en la mayoría de los productos de papel que usamos, como servilletas, papel higiénico, toallas de papel, pañuelos, esponjas desmaquilladoras, pañales….. Utilizamos muchos de estos productos muy cerca de tejidos delicados y aberturas de nuestros cuerpos.

Las dioxinas permanecen en el aire, agua, cadenas alimentarias,  en nuestros cuerpos se almacenan en los tejidos grasos (pueden estar presentes en la leche materna). Las dioxinas son disruptores endocrinos, que afectan al metabolismo rompiendo el estrógeno, la hormona que regula nuestro ciclo menstrual, el crecimiento y la expulsión del endometrio

En un estudio con monos se ha demostrado que las dioxinas aumentan la intensidad y el crecimiento de los tejidos de endometrio, así como promueven la supervivencia del tejido endometrial, hechos íntimamente relacionados a la endometriosis, antaño enfermedad rara, hoy padecida por 5 millones de estadounidenses.

La dioxina no solo es potencialmente cancerígena, sino que además resulta toxica para el sistema inmunológico y puede originar defectos de nacimiento. El contacto continuado con dioxinas y fibras artificiales se relaciona con esterilidad, endometriosis, cáncer cervical, de ovarios y de mama, deficiencias del sistema inmune, inflamación pélvica y SST (síndrome shock tóxico).

“… las mujeres sufren consecuencias de las dioxinas por partida doble, 73 millones de mujeres tiene la menstruación (EEUU) y alimentan una industria que libera toxinas en nuestro aire y ríos. A la vez 73 millones de mujeres igual están acumulando dioxina de forma indirecta en sus propios organismos gracias al uso del tampón” Karen Houppert

Desde mi entendimiento, se puede decir  que es un contaminante orgánico, contaminando el agua, el aire, nuestros alimentos y nuestros cuerpos.

El síndrome de shock tóxico (SST):

  • Es una enfermedad que puede hacerte sentir muy muy mal y muy rápido (mareos, vómitos, fiebre, erupciones, diarrea, confusión, dolor). De 40 casos al año en Reino Unido, 2-3 personas mueren.
  • Es causada por una variación de un tipo de bacterias estafilococos que tenemos generalmente en piel, axilas, nariz, área genital, vagina. A veces estas bacterias “especiales” generan una toxina y el SST se desarrolla.
  • La mitad de los casos, están relacionados con el uso de tampones y compresas, la capacidad de absorción de estos es un factor determinante.
  • El rayón, es la fibra que aumenta la capacidad de absorción en los tampones y compresas, lo que aumenta el tiempo que se pueden usar, aumentando la posibilidad de que la bacteria desarrolle la toxina.

En 1980, 38 mujeres fallecieron por el síndrome de shock toxico (SSTLos científicos descubrieron que los componentes sintéticos súper absorbentes de los tampones eran un caldo de cultivo idóneo para la bacteria staphylococcus aureus, presente en letargo en el 15% de vaginas.

A pesar de esto, no hubo estudios en profundidad sobre los tampones ni homologación de criterios hasta 1990, cuando ya había en EEUU 60.000 mujeres afectadas por SST.

OTROS COMPONENTES PRESENTES EN COMPRESAS, TAMPONES Y SUS ENVASES QUE REPERCUTEN EN LA SALUD

En el revestimiento de compresas, envolturas y aplicaciones de tampones encontramos poliéster (hecho a partir del petróleo, carbón, agua, aire, alcohol y ácido).

Encontramos  polipropileno y polietileno, también proceden del petróleo y generan gases irritantes, están en el revestimiento de toallas y envases.

Los gases emanados por el poliester, polipropileno y polietileno pueden generar irritaciones y erupciones.

El poliacrilato, producido con ácido acrílico y cloro, es de lo que está hecho el gel superabsorvente de las compresas, tiene una “maravillosa” cualidad abrasiva.

El poliéster presente en la ropa interior y en el revestimiento de las toallas higiénicas también parecen tener un efecto en la fertilidad por su electrostática. En los hombres, disminuye la cantidad de esperma y la movilidad de los espermatozoides.

Se sabe que infecciones a las vías urinarias y hongos están relacionados con:

  • El polipropileno y el polietileno del revestimiento de las toallas sanitarias que no permite pasar el aire, lo que aumenta la temperatura y humedad de la zona, generando un ambiente perfecto para el desarrollo y proliferación de bacterias y hongos. Los malos olores, son un indicio de la actividad bacteriana y micótica.
  • El cambio de pH en nuestra vagina, causada por una mezcla entre todos estos y otros ingredientes químicos presentes en los productos de “higiene” femeninos, nos hacen más susceptibles a infecciones.
  • El rayón de los tampones genera pequeños cortes y ulceraciones en las paredes de la vagina, lo que también debilitando y fomentando el posterior desarrollo de posibles infecciones y exposición a ETS (sumado a falta de profiláctico en el acto sexual, aun usándolo al tener pequeñas laceraciones somos más vulnerables a infecciones)

Referencia http//www.toxicshock.com/tssfacts/facs.cfm

http//endometriosis.org/endometriosis

otras que no recuerdo, lo siento.

 

 

Fertilidad, Mujer Cíclica, Mujer y salud, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual, sanación útero

Fertilidad Femenina

1-5

Cada vez son más las mujeres que están teniendo dificultades para gestar una vida en su vientre, uso la palabra gestar en lugar de embarazo, ya que algo embarazoso es algo vergonzoso, esta idea se aloja en el subconsciente, pudiendo hacer más difícil la gestación ¿¡Quién quiere vivir un situación embarazosa!? Ya hemos sufrido bastantes vergüenzas, abusos y discriminaciones ¡¡¡¡Comencemos a generar cambios desde lo profundo!!!

Llama la atención que vaya en aumento la dificultad para gestar, años atrás un aparato reproductor saludable en conjunto con el despertar hormonal propiciaban el escenario para la gestación, pocas eran las mujeres que no podían concebir. Actualmente muchas mujeres con un aparato reproductor saludable y en edad fértil, no están pudiendo ser madres;  tal vez influya el aire que respiramos (especialmente en las ciudades donde la contaminación sigue en aumento), las tierras de cultivo cada vez con menos nutrientes gracias a la sobre explotación, la calidad de lo que se come (hay una gran diferencia entre nutrirse y llenar el estómago, mucho de lo que se ingiere está lleno de químicos, agrotóxicos etc), el agua que consumimos… En fin nuestro organismo está cada vez más contaminado y emplea mucha energía en desintoxicarse, quedando poca vitalidad para sustentar la vida. Cabe destacar que varias culturas cuando decidían reproducirse, antes de “ponerse en campaña”, hombre y mujer realizaban un proceso de depuración y nutrición.

Culturas ancestrales y algunas contemporáneas, observando la naturaleza vieron la similitud entre la tierra y la mujer, ambas nutridoras y capaces de dar vida; se sobre explota la tierra y sus recursos, se explota el cuerpo (tierra) y los recursos de la mujer: nuestra cultura ha valorado la mujer sacrificada, que se olvida de sí misma siendo esposa y madre servicial anteponiendo las necesidades de su entorno antes que las propias, y se da tanto, una se cuida tan poco, que al final se agota, como la tierra que se somete a cultivos intensivos  quedando yerma.

Puedes pensar “esto lo hacían nuestras madres, nuestras abuelas, hoy somos mujeres modernas”, sí somos mujeres modernas, y muchas además de encargarse de la casa, atender a la pareja y la prole, también sale a trabajar fuera del hogar, así que ahora “tenemos” más que hacer. Te invito a observar todo lo que haces cada día, que lo observes en las mujeres de tu entorno.

Hoy hay muchas mujeres independientes y exitosas laboralmente, algunas de ellas tienen el anhelo de la maternidad y no pueden conseguirlo, ¿por qué ocurre esto? Es posible que en algún lugar de su psiquis se produzca un conflicto entre la mujer independiente-exitosa y la mujer madre. Nos han hecho creer que tenemos que elegir: o eres madre o eres una mujer profesionalmente exitosa, o vives para tu descendencia o te desarrollas personalmente. Después de siglos de sumisión y abandono, ahora que se está logrando recuperar algunos espacios de desarrollo personal femenino, una parte de la mente (en algunas más consciente que en otras) tiene miedo de volver a la sumisión y perder este espacio de independencia logrado.

Hay otros factores que también influyen en la “infertilidad” lo compartiré en otra entrada