Bienestar Femenino, Mujer y salud, sabiduría ancestral femenina, sanación útero

El dolor en la endometriosis

Las mujeres que viven con endometriosis se enfrentan a muchos desafíos, uno de ellos es el dolor, además de ser agotador, muchas veces el entorno, tanto el familiar, el social, el laboral e incluso algunos sanitarios no las creen, lo cual hace mucho màs difícil sobre llevar esta situación.

Habitualmente para este dolor (si las han creìdo o por cansancio de escucharlas) recetan anticonceptivos, bloqueadores hormonales o analgésicos para ayudar a “controlarlo”.

descarga

Poco a poco, a paso muy lento, se empiezan a hacer investigaciones (después de años de miles de mujeres en todo el mundo pasándolo realmente mal y sintiéndose solas, confundidas y desamparadas), una de estas investigaciones  muestra que las terapias naturales pueden proporcionar un alivio significativo del dolor sin causar efectos secundarios o dañar la fertilidad.

Desde mi experiencia y conocimientos creo que para tratar un dolor de forma efectiva se ha de saber, a ser posible,  que lo origina, por supuesto que en determinadas situaciones es necesario el analgésico, aunque este por si mismo alivia el síntoma pero no el origen; asì que veamos ¿què causa el dolor en la endometriosis?

No todas las mujeres con endometriosis experimentan dolor, y quienes lo experimentan lo hacen en diferentes intensidades, para muchas es grave.

Numerosos factores están involucrados en el ciclo del dolor de la endometriosis, de los màs relevantes:

  • Un aumento importante en las sustancias químicas inflamatorias (citoquinas).
  • Hemorragia cíclica por crecimientos de endometriosis (llamados implantes endometriales).
  • Desarrollo de tejido cicatricial / adherencias. Las adherencias múltiples pueden hacer que los órganos reproductivos se deformen o se retuerzan).
  • Irritación de los nervios del suelo pélvico u otros nervios. El dolor ciático también es común.

Acà  van algunas pautas que ayudan a aliviar los dolores, eso sì, para ponerlas en uso, hazlo acompañada y asesorada por alguna persona cualificada con quien tú te sientas cómoda:

  • Desintoxicar el cuerpo: Los químicos y el exceso de hormonas, influenciado por los disruptores endocrinos, empeoran la endometriosis. Un estudio de 2013 encontrò que después de 3 meses, mujeres que estuvieron en proceso de desintoxicación, tuvieron disminución de dolores, de quistes y lesiones. Varias de estas mujeres cancelaron la cirugía programada, las desapareciron por completo los dolores o habían quedado gestando.
  • Incrementar la ingesta de alimentos antiinflamatorios, evitar los que producen inflamación. Como vimos una de las causas de los dolores es la inflamación, entonces hagamos todo lo que estè en nuestras manos para eliminar factores inflamatorios; en general los refinados, los azucares (carbohidratos simples), los lácteos y sus derivados estimulan la inflamación. Sè que estos productos forman parte de la alimentación cotidiana de muchas personas, será solo por un tiempo, y ganaràs en bienestar y calidad de vida, esto nadie lo pude hacer por ti, sòlo tù.
  • Usa hierbas antiinflamatorias como el jengibre y la cúrcuma (ambas son raíces), las cuales alivian el dolor y contiene altas cantidades de enzimas y antioxidantes que ayudan a reparar los tejidos. Si la situación es avanzada, intensa, grave, considera las capsulas de jengibre 1000-2000 mg al dìa  repartidas entre 2 y 4 dosis; cúrcuma de 400 a 600mg tres vedes al dìa.
  • Probiòticos: alivian el dolor y mejora la calidad de vida de acuerdo a los resultados de un estudio doble ciego en 2011 respecto al Lactobacillus Gasseri.
  • Enzimas sistèmicas: se toman con el estòmago vacío. Las enzimas ayudan al cuerpo a aliviar el dolor y disminuir el tejido cicatrizal asì como los crecimientos anormales causados por la endometriosis. Las enzimas habitualmente son bien toleradas y pueden tomarse de forma regular.
  • Hierbas que ayuden a aliviar los còlicos. Hay varias hierbas que ayudan a aliviar los còlicos menstruales (relajantes, antiinflamatorias, antiespasmódicas) estàs mismas, te ayudaràn a ti.
  • Sobada Maya (masaje de ùtero), ayuda a estimular la respuesta curativa natural del cuerpo, alivia las molestias y disminuye la congestión.
  • Melatonina: una nueva investigación encuentra que la melatonina proporciona un alivio significativo del dolor para la endometriosis.

IMPORTANTE todo lo anterior no sustituye tu tratamiento actual, ni la prescripciòn facultativa. Si quieres incorporar alguno de estos métodos, consulta con tu especialista y hazlo siempre acompañada de personal cualificado, junto a quienes elaboraran un programa personalizado de acuerdo a tus necesidades personales.

 

Texto Sarah Abernathy, aportaciones Sara Gutièrrez de la Mata

 

sabiduría ancestral femenina, sanación útero

Huevos Vaginales

Estos huevos se conocen como “Yoni”, una palabra en sánscrito que significa “lugar sagrado”, en alusión a la vagina, pues aunque en occidente es común que la vagina se relacione con pecado, algo sucio y vergonzoso (por suerte esto está cambiando y no siempre fue así), en oriente (al igual que diversas culturas, antiguas y contemporáneas, por todo el planeta) la consideran un espacio sagrado donde la Creación Divina se manifiesta, un portal a través del cual lograr la unión con la Divinidad.

Esta práctica, ancestral y holística,  con los huevos vaginales (huevos yoni)  proviene de China, se mantuvo en secreto en el Palacio Real, exclusiva para la reina y sus concubinos, desde tiempos remotos se ha utilizado para mejorar la salud física, mental y espiritual.

El huevo trabaja principalmente el primer y segundo Chakra, sanando y fortaleciendo directamente todo el sistema genital femenino (útero, ovarios, trompas, vagina, cuello del útero) así como vejiga, pelvis e intestino grueso. Además, limpia y refuerza la sangre y el sistema inmunitario.

Sobre los huevos vaginales, Mantak Chia y Maneewan Chia, autores del libro Amor Curativo a través del Tao, plantean técnicas taoístas para aumentar la energía sexual femenina” y dicen que éstos atraen y concentran “la esencia de la mujer”.

La costumbre taoísta del huevo vaginal da frutos en el balance de las energías femenina y masculina de los cuerpos. Cuando una persona inicia con esta técnica, gradualmente se restaura su parte sexual y la generación de su energía creativa, por lo que entonces se puede experimentar lo que los taoístas llaman “más allá del orgasmo”, que brinda una sensación de tranquilidad cósmica.

Con el uso del huevo vaginal se despiertan puntos sensitivos, lo que permite la multiplicación de orgasmos durante la relación sexual, también fortalece el piso pélvico, el cual se debilita por no ejercitarlo, al realizar algunas actividades y durante la gestación y el parto, además de en la plenipausia por los cambios hormonales.

También es muy beneficioso para liberar memorias uterinas, contribuye a la regulación hormonal y para mejorar la salud menstrual, entre muchos otros beneficios.

Existen huevos vaginales de diferentes materiales: obsidiana, cuarzo rosa, jade, amatista,cuarzo blanco… cada uno mueve energías diferentes, todos son sanadores, fortalecen el piso pélvico y mejora la sexualidad.

delamatahuevos

Acá te cuento algunas características de distintos huevos:

Obsidiana, Mantak Chia señala: “Buscamos y experimentamos con diferentes materiales y encontramos que los huevos hechos con la roca volcánica llamada obsidiana contiene las propiedades que estamos buscando: el poder yang de un volcán que se origina del poder yin del centro de la tierra”. Es la piedra psíquica que, debido a sus cualidades físicas y energéticas, pero también míticas y místicas, nos permite entrar en ese espectro de nuestro inconsciente para develar los contenidos reprimidos de lo femenino. El huevo de obsidiana requiere de un acompañamiento particular, con un protocolo, si deseas hacerlo, te puedo acompañar, contáctame

Jade,  actúa como un armonizador energético, que activa la función renal. Tiene un efecto calmante, estimula la creatividad y según los textos védicos, la mayor virtud del jade es eliminar el efecto del karma negativo.

Cuarzo rosa,  extrae suavemente la energía negativa y la reemplaza por vibraciones amorosas. Fortalece la empatía y sensibilidad, y ayuda a aceptar los cambios necesarios, excelente para la crisis de la mitad de la vida; puede recordarte tu intención, y fomenta la receptividad a todo tipo de belleza, refuerza los lazos de amor y amistad y repara los posibles desengaños, traumas y dolores ayudando a que sanen las heridas que un corazón defraudado haya podido experimentar. Esta es la piedra del perdón y la comprensión

En este link puedes leer un poco más sobre las cualidades del cuarzo rosa, también accederás a la información de la próxima iniciación que voy a realizar para que comiences un bello trabajo con la energía del huevo yoni de cuarzo rosa. Será una iniciación grupal, más si te resuena hacerlo de forma particular, no dudes en contactarme.

cuarzo-rosa

Autoestima Femenina, Bienestar Femenino, Energía Femenina

Qué tal si me perdono

Me he sentado a tomar un café conmigo misma frente al espejo y me descubrí alzándome la ceja como siempre, entonces me dije a mi misma:

 ¡ya está bueno de ser tan dura! Lo mejor es que te perdones.

Me perdono por dejarme en último lugar infinidad de veces…

Me perdono por hacerme pedazos para completar a otras personas…

Me perdono por no tener tiempo para mí…

Me perdono por no hacerme caso y tropezar con el mimo obstáculo una y mil veces…

Me perdono por poner mi salud como un pendiente y no como una prioridad…

Me perdono por haber hablado de más…

Me perdono por haberme callado…

Me perdono por confundir resignación con tolerancia…

Me perdono no gastar en mí lo que sin reparo gasto en alguien más…

Me perdono por mentirme…

Me perdono por no verme al espejo más seguido…

Me perdono por no ser más amable conmigo misma…

Me perdono por no tenerme paciencia ni tener constancia…

Me perdono por ser tan ruda cuando se trata de mi…

Me perdono por no encajar en un molde…

Me perdono por tratar de encajar en un molde…

Me perdono por no permitirme muchas cosas…

Me perdono por no disfrutar de otras tantas…

Me perdono por no valorar los momentos que valen y darme cuenta muy tarde…

Me dije a misma: debemos aprender a soltar, a dejar ir y sobre todo ¡a perdonar!

Debemos hacer frente común al mundo, simplemente es el mundo y la gente es la gente, con todas sus características, “a veces buenas a veces malas”.

Sucede y puedo tomarlo como una oportunidad de cuidarme, de priorizar mi bienestar, de hacerme caso, de ser amable conmigo misma,…

¿Y si me perdono? Ampliamente y de verdad, sin echarme en cara mis errores, sin pensar en un problema toda la noche, sin sentir una punzada con un recuerdo cruzando la mente.

¿Y si perdono mis errores y mi pasado? Sí, me perdono, me acepto, me acomodo las partes y reseteo la memoria y el corazón para poder perdonarme.

¡Sí, me perdono para empezar a vivir!

Le dije a mi niña interior: necesito tu ímpetu, tu espontaneidad, tu complicidad, tu ternura, tu capacidad de estar en el ahora. Yo te apapacho, yo te abrazo, yo te cuido. Pongamos fin a los reproches, abracemos el amor y el perdón.

Y así empezamos a vivir

Texto original RGSL, adaptaciones SGM

 

sabiduría ancestral femenina, sanación útero, womb blessing

Bendición de Útero (Womb Blessing)

Hoy, después de bastante tiempo sin aparecerme por estos lares,  les voy a contar un poco sobre la Bendición de Útero, también conocida como Womb Blessing, ya que su creadora/canalizadora, Miranda Grey es de habla inglesa.

Algunas personas cuando leen Bendición de Útero, les parece una tontería, incluso a mi misma años atrás, también me lo hubiera parecido y desde el rechazo que suele generar lo desconocido, tal vez hasta me habría burlado (en estos pequeños grandes detalles me doy cuenta como estoy en continuo cambio y evolución, en constante muerte y renacimiento).

Vamos al grano que me voy por las ramas.

El útero además de ser un órgano físico es un centro energético, independientemente que tengamos útero físico o no, es decir que una persona que nació con útero y por algún motivo se lo sacaron, aunque físicamente no esté, energéticamente, este centro, permanece.

Energéticamente es un centro receptivo y creador, donde yace la energía cíclica de la existencia (proceso de nacimiento, crecimiento, madurez y muerte  constante que vivimos a lo largo de nuestra vida cíclica); cada uno de estos procesos tiene determinadas características que se manifiestan a nivel físico, mental, emocional, sentimental, sexual, en la vitalidad… es decir en todos los aspectos de nuestro Ser, estando también está asociados con cuatro arquetipos base de la psique.

Todos estos aspectos pueden verse alterados por historia de vida, cultura, vivencias, introyectos y un sin fin de cosas, manifestándose  tanto física, mental, anímica, emocional y espiritualmente.

AQUÍ puedes leer un poco más sobre el Útero (haz click, pincha, donde dice aquí subrayado en mayúsculas).

La Bendición de Útero, es un camino de transformación y sanación femenina. Por medio de un sistema de métodos energéticos  te ayuda a equilibrar y armonizar todos los aspectos referidos elevando la vibración, despertando aspectos bloqueados o dormidos de los cuatro arquetipos, colaborando a manifestar su original y auténtica expresión, sanando y equilibrando gradualmente (por esto es un camino) los patrones y bloqueos, creciendo en autoaceptación, amor propio y empoderamiento, expresando tu belleza particular, transitando el propósito de tu alma.

Estos son algunos beneficios de recibir la Bendición de Útero:

  • Despertar una conciencia más profunda de la Divinidad Femenina entre las mujeres y sus vidas.
  • Despertar aspectos reprimidos y dormidos de los cuatro arquetipos femeninos, liberando sus auténticas cualidades.
  • Despertar una mayor comprensión de la energía femenina, aumentando el coraje de expresar tu auténtica naturaleza.
  • Despertar, energizar y sanar los tres centros energéticos femeninos principales (útero, corazón, mente; sentir, hacer, pensar)
  • Soltar viejos patrones y bloqueos.
  • Sanar patrones profundos del linaje y otras encarnaciones
  • Vitalizar el centro energético del útero, devolviendo la energía agotada y brindando integridad
  • Enraiza y centra profundamente en la Tierra y en la relación con la Madre Tierra
  • Aporta un creciente autoempoderamiento, sentido de paz, autoaceptación y amor propio
  • Trae sanación a todos los niveles del ser : físico, mental, emocional y espiritual

La Bendición de útero está compuesta por Cinco Bendiciones de Útero mundiales anuales grupales, sesiones individuales de bendición y sanación de útero.

Toda persona nacida con útero, que quiera comenzar un camino de reconexión son su esencia y haya vivido su menarquia (primera menstruación) , sin límite de edad máxima.

Si te interesa saber más, puedes contactarme AQUÍ  (haz click, pincha, donde dice aquí subrayado en mayúsculas).

La imagen es tomada de la web de Ali Harrison , donde ella muestra los hermosos trabajos que hace, te recomiendo que lo veas PINCHA AQUÍ
El logo Womb blessing lo he añadido a la imagen de Ali
Autoestima Femenina, Bienestar Femenino, Energía Femenina, Mujer Cíclica, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual

Un recordatorio

12795463_10207813053701050_5325439873581053936_n

“Ancestralmente se sabe que la naturaleza de nuestro Útero, la Luna y la Madre Tierra son las mismas, son cíclicas.

Si una Mujer hace conciencia de este conocimiento, es suficiente para tener acceso a un poder ilimitado.
Pero no hablamos del poder para dominar al mundo o someter a otros a su voluntad.
Más bien hablamos del poder para ser soberana de ella misma.
Hablamos del poder para gestar y parir su propia realidad, porque amorosa acepta el flujo natural de su ciclicidad.

El ciclo de la siembra, para enfocar una visión. (Menstruación-Luna Nueva-Invierno)
El ciclo de la maduración, para aterrizar esa visión. (Pre Ovulación-Luna Creciente-Primavera)
El ciclo de la cosecha, para recoger y celebrar los logros. (Ovulación-Luna Llena-Verano)
El ciclo de la recapitulación, para asentar lo experimentado y prepararse para una nueva siembra. (Pre Menstruación-Luna Menguante-Otoño)
Y así infinitamente hasta el final de los tiempos…

El día que cada Mujer comprenda desde su corazón esta sabiduría, comenzará a ser paciente y amorosa con ella misma.
Porque la naturaleza nunca se equivoca, ser Mujer es la forma exquisitamente humana, en que los ciclos de la vida se evidencian.

Ser Mujer es una bendición!!!”                                     

Ollin Mazatzin Emekauko

Ayer encontré este texto navegando por las redes sociales, lo guarde para compartirlo hoy con ustedes, pues me recordó el porqué hoy día me dedico a lo queme dedico profesionalmente y del corazón.

Conocer mi cualidad cíclica cambió mi vida, como muchas mujeres, me cargaba menstruar,a veces envidiaba a los hombres por no tener “la mancha” mes a mes.

Desde hace años, honro mi sa(n)grado menstrual, sé que es parte de un ciclo, soy consciente de los regalos que me brinda, las potencialidades que me trae (el ciclo ovárico en sí); si siento molestias o dolores en lugar de renegar ahora puedo parar y entender lo que mi cuerpo me está diciendo, darle cariño y tratarle con amor; si ando con humor de perros y no me aguanto ni yo, en lugar de “odiarme u odiar al mundo”, pongo atención, hay un mensaje importante en este estado de ánimo tan desafiante de transitar.

Una de las labores que realizo es Educación Menstrual, para que cada día más mujeres conozcamos nuestra naturaleza cíclica, las diferentes formas en que se puede manifestar y así nos podamos aceptar y amar.

Amor y aceptación de ti hacia ti

 

Bienestar Femenino, Mujer Cíclica, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual, sanación útero

La normalización del “Síndrome Premenstrual”

 

conocete mujer

“En occidente, los síntomas que se identifican con el comienzo del Agua Celestial (menstruación), como hinchazón, dismenorrea, ganas de llorar, etc., reciben el nombre de síndrome premenstrual (SPM). Nunca había oído hablar del SPM hasta que llegué a Canadá. Me sorprendía cuando me enteré de que las manifestaciones físicas y emocionales de los desequilibrios corporales habían sido etiquetadas como un síndrome y que se asociaban negativamente con el Agua Celestial. Al poner un nombre a estas expresiones de desarmonía, nuestro malestar, dolor y sufrimiento psicológico se podían abordar claramente -casi pasar por alto-, atribuyéndolos a nuestros síntomas SPM. Me quedó muy claro que en occidente, este momento tan significativo en la vida de una mujer se consideraba un estorbo y una fuente de malestar.”

Este es un extracto del libro que estoy leyendo, lo comparto con ustedes para que reflexionemos juntas.

Como escribe Xiaolna Zhao en este extracto, al poner un nombre a estas expresiones de nuestro cuerpo, se pasa por alto realmente el origen de todo ello: al definirlo, una parte de la psiquis “entiende” que está pasando y nos quedamos tranquilas tomando los medicamentos que nos han recetado y listo, drogadas de por vida (al menos la etapa fértil), silenciando lo que nuestro cuerpo nos quiere comunicar a través de estos malestares.

Sí, acallando el cuerpo; cuando hay algún tipo de desarmonía, cuando estamos viviendo de una forma poco amable para nosotras, ya sea con relaciones tóxicas (de pareja, laborales, familiares, sociales), hábitos de vida poco saludables, una vida impuesta …. introyectos ajenos, negando aspectos de nuestro ser, silenciando emociones y/o un importante etcétera, nuestro cuerpo nos lo comunica, no para que acallemos el síntoma, sino para brindarnos la oportunidad de escucharlo, entenderlo, hacer los cambios pertinentes, hacernos cargo y tomar la responsabilidad  (habilidad de responder) para  nuestro bienestar.

Mujeres, nos han hecho creer que menstruar es sucio, feo, malo, vergonzoso, que duele, que es normal días antes estar “insoportable”, que es normal tener coágulos, que los senos se inflamen…  deja que te diga que esto es todo una Gran Mentira, es tu cuerpo que quiere lo mejor para tí y te esta pidiendo tomar las riendas de tu vida.

Normalizando todo esto, han quitado importancia y banalizado todo lo que las mujeres vivimos, por ejemplo si nos quejamos es porque estamos premenstruales, somos unas histéricas o no nos han dado buen sexo, quitando importancia así a un malestar, una inconformidad con algún aspecto de nuestra vida y así nos tratan de mantener en ese mismo lugar de sumisión, donde nuestra voz no se escucha, bueno sí, a veces, cuando puede ser útil y productivo al resto.

Si tienes alguno de estos síntomas o cualquier otro que no haya nombrado, busca el acompañamiento terapéutico apropiado para ayudar a decodificar los mensajes de tu cuerpo y mejorar tu vida.

Con esto no quiero decir que no se tomen medicamentos, muchas veces son necesarios y nos ayudan en determinados momentos, pero por favor, hazte cargo de lo que tu cuerpo te dice, es una oportunidad para vivir en todo tu esplendor.

 

 

Autoestima Femenina, Energía Femenina, Mujer Cíclica, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual

Estoy menstruando y camino tranquila

Hace un rato comencé a escribir esta nota, la cual iba a tratar del tabú de la menstruación en la historia y como nos sigue influyendo hoy en el siglo XXI.

Mientras escribía la nota ha ido tomando vida propia y ha derivado de otra manera, aunque sigue reflejando tabúes que vienen de antaño, perpetuados hasta el día de hoy, y la importancia de conocer las cualidades de nuestro ciclo (esta esencia siento que la tiene).

En fin la vida es dinámica y no podemos controlarlo todo (aunque nos quieran hacer creer que sí) y precisamente ese es uno de los temas que tanto molesta al patriarcado (el cual trata de mantener una estructura lineal jerárquica y controladora), porque claro, la energía femenina (que habita  en cada persona nacida con útero y más sutil en quienes nacen sin útero) es cambiante, sorpresiva, inesperada, su constante es el cambio constante (uno de los motivos por los que nos han discriminado y maltratado).

Bueno ya me estoy yendo por las ramas nuevamente, eso sí estas ramas están llenas de frutos sabrosos, saberes que nos endulzan y nutren, a veces con toques ácidos e incluso agridulces, mas siempre nutritivos.

Otro día las comparto más, ahora comparto este.

Durante cientos o miles de años  el ciclo femenino ha generado desprecio y aversión, se le ha considerado sucio, vergonzoso, maligno, un castigo a la impura y pecaminosa mujer, símbolo de inferioridad de esta en la sociedad.

Hasta hoy día, mucha gente continua viendo la menstruación y a las mujeres como seres inferiores y desconfiables en nuestra “inestabilidad”, sólo tenemos que observar la publicidad (y recordar cierto chiste que me indigna) de toallas higiénicas (compresas), tampones y pastillas para el síndrome premenstrual, siguen fomentando que mantengamos oculto y en silencio este proceso, que nadie se enteré.

Recuerdo hace años, especialmente en la adolescencia y hasta hace relativamente poco, uno de mis mayores miedos cuando menstruaba, era mancharme la ropa y que todo el mundo lo supiera, me daba pánico pensar en que esto pudiera pasarme.

Vivimos en una sociedad acostumbrada a ver sangre, eso sí, solo sangre derramada por violencia, si se ve la sangre de la vida, esa sangre de los procesos naturales femeninos, entonces la gente se espanta, se indigna y avergüenza.

Desaprender casi todo lo aprendido durante mi infancia y adolescencia sobre la menstruación y ser mujer, ha sido una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida, esto se ha dado gracias a las mujeres sabías que han ido apareciendo en mi vida (y a libros, cursos, talleres, formaciones, compartires…) que me han acompañado a descubrir los dones que tiene cada parte del ciclo ovárico, ayudándome a aceptar mi condición femenina como una condición Sagrada, sintiendo que es un gran regalo, aceptando que soy cíclica, que mi naturaleza es el cambio.

Gracias a desaprender y aprehender sobre mi verdadera naturaleza, la siguiente situación fue una anécdota:

“vestida de blanco impoluto fui a hacer la clase de yoga a una de mis alumnas particulares, ese día estaba menstruando, más iba tranquila me había cambiado la compresa antes de salir de casa y en pocas horas estaba de vuelta.

Hice mi clase, y tomé el metro para volver a mi hogar; en el metro una señora muy pudorosamente se me acerca y me dice que estoy manchada, le agradezco a la señora por avisarme.

No tenía nada con que cubrirme, la presencia de mi sangre era evidente para todo el mundo, pues resaltaba del blanco de mis ropajes… era consciente que para muchas personas podía resultar chocante, hasta violento (que paradójico) más yo iba tranquila iba feliz, en especial porque me di cuenta que no me urgí, ni me avergoncé, algo en mí había cambiado profundamente; y también iba tranquila y feliz porque de forma fortuita estaba “colaborando” a visibilizar un proceso natural femenino.

Ojo, no quiere decir que cada vez que esté menstruando, adrede deje que se me pase la sangre por la ropa, para mí fue una gran satisfacción que me ocurriera y caminar tranquila.

Esto es realmente lo que quería compartir de esta anécdota. La importancia de no avergonzarse y poder estar tranquila con nuestros procesos y si ocurre algo así, continuar tranquila”

Para caminar tranquila es necesario conocerse, conocer los diferentes dones que nos trae cada una de las fases del ciclo ovárico (en la etapa fértil y en la plenipausia), así vamos identificando en nosotras y aceptando. De esta manera la visión, el entendimiento y como vivimos cada uno de estos  procesos cambia, mejorando nuestra autoestima, calidad de vida y salud.