Bienestar Femenino, Mujer y salud, sabiduría ancestral femenina, sanación útero

El dolor en la endometriosis

Las mujeres que viven con endometriosis se enfrentan a muchos desafíos, uno de ellos es el dolor, además de ser agotador, muchas veces el entorno, tanto el familiar, el social, el laboral e incluso algunos sanitarios no las creen, lo cual hace mucho màs difícil sobre llevar esta situación.

Habitualmente para este dolor (si las han creìdo o por cansancio de escucharlas) recetan anticonceptivos, bloqueadores hormonales o analgésicos para ayudar a “controlarlo”.

descarga

Poco a poco, a paso muy lento, se empiezan a hacer investigaciones (después de años de miles de mujeres en todo el mundo pasándolo realmente mal y sintiéndose solas, confundidas y desamparadas), una de estas investigaciones  muestra que las terapias naturales pueden proporcionar un alivio significativo del dolor sin causar efectos secundarios o dañar la fertilidad.

Desde mi experiencia y conocimientos creo que para tratar un dolor de forma efectiva se ha de saber, a ser posible,  que lo origina, por supuesto que en determinadas situaciones es necesario el analgésico, aunque este por si mismo alivia el síntoma pero no el origen; asì que veamos ¿què causa el dolor en la endometriosis?

No todas las mujeres con endometriosis experimentan dolor, y quienes lo experimentan lo hacen en diferentes intensidades, para muchas es grave.

Numerosos factores están involucrados en el ciclo del dolor de la endometriosis, de los màs relevantes:

  • Un aumento importante en las sustancias químicas inflamatorias (citoquinas).
  • Hemorragia cíclica por crecimientos de endometriosis (llamados implantes endometriales).
  • Desarrollo de tejido cicatricial / adherencias. Las adherencias múltiples pueden hacer que los órganos reproductivos se deformen o se retuerzan).
  • Irritación de los nervios del suelo pélvico u otros nervios. El dolor ciático también es común.

Acà  van algunas pautas que ayudan a aliviar los dolores, eso sì, para ponerlas en uso, hazlo acompañada y asesorada por alguna persona cualificada con quien tú te sientas cómoda:

  • Desintoxicar el cuerpo: Los químicos y el exceso de hormonas, influenciado por los disruptores endocrinos, empeoran la endometriosis. Un estudio de 2013 encontrò que después de 3 meses, mujeres que estuvieron en proceso de desintoxicación, tuvieron disminución de dolores, de quistes y lesiones. Varias de estas mujeres cancelaron la cirugía programada, las desapareciron por completo los dolores o habían quedado gestando.
  • Incrementar la ingesta de alimentos antiinflamatorios, evitar los que producen inflamación. Como vimos una de las causas de los dolores es la inflamación, entonces hagamos todo lo que estè en nuestras manos para eliminar factores inflamatorios; en general los refinados, los azucares (carbohidratos simples), los lácteos y sus derivados estimulan la inflamación. Sè que estos productos forman parte de la alimentación cotidiana de muchas personas, será solo por un tiempo, y ganaràs en bienestar y calidad de vida, esto nadie lo pude hacer por ti, sòlo tù.
  • Usa hierbas antiinflamatorias como el jengibre y la cúrcuma (ambas son raíces), las cuales alivian el dolor y contiene altas cantidades de enzimas y antioxidantes que ayudan a reparar los tejidos. Si la situación es avanzada, intensa, grave, considera las capsulas de jengibre 1000-2000 mg al dìa  repartidas entre 2 y 4 dosis; cúrcuma de 400 a 600mg tres vedes al dìa.
  • Probiòticos: alivian el dolor y mejora la calidad de vida de acuerdo a los resultados de un estudio doble ciego en 2011 respecto al Lactobacillus Gasseri.
  • Enzimas sistèmicas: se toman con el estòmago vacío. Las enzimas ayudan al cuerpo a aliviar el dolor y disminuir el tejido cicatrizal asì como los crecimientos anormales causados por la endometriosis. Las enzimas habitualmente son bien toleradas y pueden tomarse de forma regular.
  • Hierbas que ayuden a aliviar los còlicos. Hay varias hierbas que ayudan a aliviar los còlicos menstruales (relajantes, antiinflamatorias, antiespasmódicas) estàs mismas, te ayudaràn a ti.
  • Sobada Maya (masaje de ùtero), ayuda a estimular la respuesta curativa natural del cuerpo, alivia las molestias y disminuye la congestión.
  • Melatonina: una nueva investigación encuentra que la melatonina proporciona un alivio significativo del dolor para la endometriosis.

IMPORTANTE todo lo anterior no sustituye tu tratamiento actual, ni la prescripciòn facultativa. Si quieres incorporar alguno de estos métodos, consulta con tu especialista y hazlo siempre acompañada de personal cualificado, junto a quienes elaboraran un programa personalizado de acuerdo a tus necesidades personales.

 

Texto Sarah Abernathy, aportaciones Sara Gutièrrez de la Mata

 

Bienestar Femenino, Energía Femenina, Fertilidad, Mujer Cíclica, Mujer y salud, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual, sanación útero

Masaje de Útero, técnica Ancestral Maya

arvigo-techniques-of-maya-abdominal-therapy-1

 

El masaje de útero, lo aprendí cuando viví en América Latina, es un Masaje Ancestral Maya, conservado hasta nuestros días por parteras y sanadoras tradicionales de este pueblo, conocido allá como sobada.

La sobada abdominal se usa para reposicionar los órganos internos abdominales, así como el útero. Si has leído bien, reposicionar, pues a veces por sobreesfuerzos, una caída, por debilidad de los ligamentos que lo sostienen (debido a  sobre extensión en gestación y/o parto) e incluso por usar tacones, el útero y otros órganos se mueven de su posición original generando malestares físicos, emocionales y energéticos.

También puede haber causado el desplazamiento: lesión en el sacro o coxis, accidentes de tráfico, etc; ejercicio de alto impacto en superficies de cemento, aeróbicos de impacto, etc; levantar y llevar objetos pesados antes o durante la menstruación y demasiado pronto después del parto; el tiempo y la gravedad, cirugías anteriores, debilidad del piso pélvico, contractura crónica en la zona lumbosacra, retención de emociones.

Cuando el útero está fuera de su posición, el flujo sanguíneo y linfático pueden verse afectados y ponen presión al sistema nervioso, debilitando el equilibrio físico de esta área.

Cuando el útero vuelve a su posición original,  la homeostasis se restaura en el área de la pelvis y los órganos circundantes, aliviando los síntomas físicos, energéticos y emocionales, volviendo al equilibrio natural del cuerpo.

El cuerpo continuamente nos comunica si está en armonía o en desarmonía, a continuación detallo algunos síntomas o dolencias a través de los cuales tu cuerpo te avisa que tu útero necesita atención y que por medio de este masaje se pueden aliviar:

  • Ciclos menstruales y ovulación dolorosos y/o irregulares
  • Síndrome premenstrual, depresión con la menstruación
  • Sangrado vaginal anormal
  • Infecciones urinarias, cándida
  • Abortos espontáneos, gestaciones difíciles
  • Esterilidad
  • Endometriosis, quistes ováricos, fibromas uterinos
  • Perimenopausia, menopausia
  • Dolores de cabeza, migrañas
  • Congestión y dolor pélvico
  • Dolencias del aparato digestivo (colon irritable, reflujo, estreñimiento crónico, indigestión o acidez estomacal crónica, enfermedad de Crohn, gastritis)
  • Dolor en la espalda baja
  • Poca vitalidad, apatía

Tal vez al leer los puntos anteriores hayas identificado alguno que se manifiesta en ti, si es así debes saber que hay algunas restricciones y precauciones para poder aplicarlo, las cuales debes comunicar al solicitar una hora, estas son:

  • Cinco días antes de la menstruación y durante la menstruación
  • Durante el primer trimestre de embarazo
  • Si utilizas un dispositivo intrauterino (DIU)
  • Durante las seis semanas posteriores a un parto vaginal
  • Durante los tres meses posteriores a un parto por cesárea
  •  cuidado en presencia de hernias
  • Inmediatamente después de la cirugía abdominal
  • Infección activa o cáncer presente en el área pélvica, o mientras se someten a quimioterapia
  • Hernia de hiato (se requiere masaje suave)
  • Infección activa y aguda
  • Aneurisma abdominal
  • Diástasis de recto
  • Pesario para el prolapso uterino (quitar antes de la sesión)
  • Cualquier condición de salud grave

El número de sesiones para sentir beneficios varía en cada mujer, a veces hay congestión en la pelvis, haciendo necesario más sesiones para sentir cambios, por lo general recomiendo un mínimo de 4 o 5 sesiones, cada caso se evalúa de forma particular y en vista de la evolución que vaya teniendo. En general cuanto más perseverante se sea en el auto-cuidado, antes se nota la mejoría.

En tratamientos de fertilidad, el masaje de útero se ha usado y se usa con resultados muy favorables, no hay evidencia científica, “sólo” muchas mujeres beneficiadas de esta técnica, en conjunto con alimentación, hierbas y algunos cambios en hábitos de vida; la mayoría logran gestar en un periodo de entre 2 y 6 meses, siendo constante en el tratamiento.

Es importante destacar que casi todas las mujeres pueden recibir este masaje, incluso las que han vivido una histerectomía, gracias a que mejora la circulación sanguínea, el drenaje linfático y disminuye la formación de tejido cicatrizal.

Más allá de lo físico, este Masaje Ancestral libera memorias transgeneracionales y registros de encuentros sexuales, ayuda a volver a tu propio centro y tomar tu poder personal.