Autoestima Femenina, Bienestar Femenino, Energía Femenina

Qué tal si me perdono

Me he sentado a tomar un café conmigo misma frente al espejo y me descubrí alzándome la ceja como siempre, entonces me dije a mi misma:

 ¡ya está bueno de ser tan dura! Lo mejor es que te perdones.

Me perdono por dejarme en último lugar infinidad de veces…

Me perdono por hacerme pedazos para completar a otras personas…

Me perdono por no tener tiempo para mí…

Me perdono por no hacerme caso y tropezar con el mimo obstáculo una y mil veces…

Me perdono por poner mi salud como un pendiente y no como una prioridad…

Me perdono por haber hablado de más…

Me perdono por haberme callado…

Me perdono por confundir resignación con tolerancia…

Me perdono no gastar en mí lo que sin reparo gasto en alguien más…

Me perdono por mentirme…

Me perdono por no verme al espejo más seguido…

Me perdono por no ser más amable conmigo misma…

Me perdono por no tenerme paciencia ni tener constancia…

Me perdono por ser tan ruda cuando se trata de mi…

Me perdono por no encajar en un molde…

Me perdono por tratar de encajar en un molde…

Me perdono por no permitirme muchas cosas…

Me perdono por no disfrutar de otras tantas…

Me perdono por no valorar los momentos que valen y darme cuenta muy tarde…

Me dije a misma: debemos aprender a soltar, a dejar ir y sobre todo ¡a perdonar!

Debemos hacer frente común al mundo, simplemente es el mundo y la gente es la gente, con todas sus características, “a veces buenas a veces malas”.

Sucede y puedo tomarlo como una oportunidad de cuidarme, de priorizar mi bienestar, de hacerme caso, de ser amable conmigo misma,…

¿Y si me perdono? Ampliamente y de verdad, sin echarme en cara mis errores, sin pensar en un problema toda la noche, sin sentir una punzada con un recuerdo cruzando la mente.

¿Y si perdono mis errores y mi pasado? Sí, me perdono, me acepto, me acomodo las partes y reseteo la memoria y el corazón para poder perdonarme.

¡Sí, me perdono para empezar a vivir!

Le dije a mi niña interior: necesito tu ímpetu, tu espontaneidad, tu complicidad, tu ternura, tu capacidad de estar en el ahora. Yo te apapacho, yo te abrazo, yo te cuido. Pongamos fin a los reproches, abracemos el amor y el perdón.

Y así empezamos a vivir

Texto original RGSL, adaptaciones SGM

 

sabiduría ancestral femenina, sanación útero, womb blessing

Bendición de Útero (Womb Blessing)

Hoy, después de bastante tiempo sin aparecerme por estos lares,  les voy a contar un poco sobre la Bendición de Útero, también conocida como Womb Blessing, ya que su creadora/canalizadora, Miranda Grey es de habla inglesa.

Algunas personas cuando leen Bendición de Útero, les parece una tontería, incluso a mi misma años atrás, también me lo hubiera parecido y desde el rechazo que suele generar lo desconocido, tal vez hasta me habría burlado (en estos pequeños grandes detalles me doy cuenta como estoy en continuo cambio y evolución, en constante muerte y renacimiento).

Vamos al grano que me voy por las ramas.

El útero además de ser un órgano físico es un centro energético, independientemente que tengamos útero físico o no, es decir que una persona que nació con útero y por algún motivo se lo sacaron, aunque físicamente no esté, energéticamente, este centro, permanece.

Energéticamente es un centro receptivo y creador, donde yace la energía cíclica de la existencia (proceso de nacimiento, crecimiento, madurez y muerte  constante que vivimos a lo largo de nuestra vida cíclica); cada uno de estos procesos tiene determinadas características que se manifiestan a nivel físico, mental, emocional, sentimental, sexual, en la vitalidad… es decir en todos los aspectos de nuestro Ser, estando también está asociados con cuatro arquetipos base de la psique.

Todos estos aspectos pueden verse alterados por historia de vida, cultura, vivencias, introyectos y un sin fin de cosas, manifestándose  tanto física, mental, anímica, emocional y espiritualmente.

AQUÍ puedes leer un poco más sobre el Útero (haz click, pincha, donde dice aquí subrayado en mayúsculas).

La Bendición de Útero, es un camino de transformación y sanación femenina. Por medio de un sistema de métodos energéticos  te ayuda a equilibrar y armonizar todos los aspectos referidos elevando la vibración, despertando aspectos bloqueados o dormidos de los cuatro arquetipos, colaborando a manifestar su original y auténtica expresión, sanando y equilibrando gradualmente (por esto es un camino) los patrones y bloqueos, creciendo en autoaceptación, amor propio y empoderamiento, expresando tu belleza particular, transitando el propósito de tu alma.

Estos son algunos beneficios de recibir la Bendición de Útero:

  • Despertar una conciencia más profunda de la Divinidad Femenina entre las mujeres y sus vidas.
  • Despertar aspectos reprimidos y dormidos de los cuatro arquetipos femeninos, liberando sus auténticas cualidades.
  • Despertar una mayor comprensión de la energía femenina, aumentando el coraje de expresar tu auténtica naturaleza.
  • Despertar, energizar y sanar los tres centros energéticos femeninos principales (útero, corazón, mente; sentir, hacer, pensar)
  • Soltar viejos patrones y bloqueos.
  • Sanar patrones profundos del linaje y otras encarnaciones
  • Vitalizar el centro energético del útero, devolviendo la energía agotada y brindando integridad
  • Enraiza y centra profundamente en la Tierra y en la relación con la Madre Tierra
  • Aporta un creciente autoempoderamiento, sentido de paz, autoaceptación y amor propio
  • Trae sanación a todos los niveles del ser : físico, mental, emocional y espiritual

La Bendición de útero está compuesta por Cinco Bendiciones de Útero mundiales anuales grupales, sesiones individuales de bendición y sanación de útero.

Toda persona nacida con útero, que quiera comenzar un camino de reconexión son su esencia y haya vivido su menarquia (primera menstruación) , sin límite de edad máxima.

Si te interesa saber más, puedes contactarme AQUÍ  (haz click, pincha, donde dice aquí subrayado en mayúsculas).

La imagen es tomada de la web de Ali Harrison , donde ella muestra los hermosos trabajos que hace, te recomiendo que lo veas PINCHA AQUÍ
El logo Womb blessing lo he añadido a la imagen de Ali
Autoestima Femenina, Bienestar Femenino, Energía Femenina, Mujer Cíclica, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual, sanación útero

El Útero

31956292_947809515386513_7916784754244976640_n

“El centro energético del útero es el centro de fortaleza y empoderamiento de las mujeres. Constituye nuestro acceso a las energías de la tierra, y cuando esta entrada está abierta y conectada, la grácil energía de la Madre Tierra asciende y nos llena de vitalidad, confianza en nosotras y en nuestro cuerpo, sensualidad e interconexión con el mundo físico. Nos sentimos completas, centradas y tranquilas en unidad con nuestro cuerpo y con la tierra. el útero y el corazón establecen una conexión directa y el centro del corazón se abre en resonancia con el radiante centro del útero, lo cual nos ayuda a expresar y utilizar nuestra fortaleza con amor”

Este es un extracto del libro El Despertar de la Energía Femenina de Miranda Gray, hoy lo comparto con ustedes, pues al leerlo recordé esos tiempos en mi vida, donde estaba totalmente desconectada de mi útero, de su latir y de sus ciclos, lo que se reflejaba en insatisfacción, inseguridad personal, negación mis procesos naturales, renegar de mi cuerpo, y un montón de otras cosas.

Hoy en día se habla mucho del empoderamiento de la mujer, hoy en día cada vez hay más afecciones ginecológicas (desde dolores menstruales, pasando por miomas, infertilidad,….)

Siento que nuestros cuerpos y la energía femenina, nos está llamando a conectar con nuestro Centro Sagrado. Muchas hemos sido educadas renegando de nuestro cuerpo, de nuestros procesos naturales, viviendo los ciclos menstruales como algo doloroso y vergonzoso, con mensajes contradictorios por ejemplo en cuanto a gestar una vida humana (es lo más maravilloso del mundo/te quita la vida/ sentirás el amor más grande/te hecho de casa) …..y hoy nuestro cuerpo dice basta, basta de negarme, escúchame tengo grandes regalos para mi si te permites sentir y observar.

Nos han enseñado que debemos vivir siempre con un gran nivel de energía, de concentración, con una sonrisa en la cara, estar siempre disponibles para todo y para todos, a ser productiva, etc  Una trata de adaptarse, de ser productiva y estar siempre a full, pero hay veces que una se cansa, no quiere estar para nada ni para nadie,  se quiere descansar o andamos más irritables, y esto es fuertemente condenado. Cuando nos hemos sentido así varias veces, empezamos a preocuparnos, pues supuestamente deberíamos estar siempre “bien”, entonces nos cuestionamos qué está mal en nosotras: ¿estaré entrando en una depresión? ¿me faltarán vitaminas? ¿le pasará algo a mi tiroides?….

Te cuento algo maravilloso que a mí y muchas otras mujeres que he acompañado en terapias personalizadas o en actividades grupales nos ha cambiado la vida, hacia mejor por supuesto: el útero es cíclico y ejerce un poderoso efecto en todos los aspectos y niveles de tu vida; en función de la fase uterina que estés viviendo percibirás y vivirás diferente tus energías físicas, emocionales y mentales, tus necesidades y deseos, tu espiritualidad, tu sexualidad, tus relaciones, tu trabajo…..

Como dice Erika Irusta: no estás loca, eres cíclica.

Te invito a que conozcas como se manifiesta esta ciclidad en ti, ¿cómo hacerlo?: escúchate, obsérvate, realiza un diagrama lunar donde vayas anotando todo (tipo de pensamientos, nivel de concentración, emociones, vitalidad, estado de ánimo, horas de sueño, que alimentos te apetecen más, los sueños que tienes)… Pasados unos meses observarás que hay un cierto patrón que se repite, una ciclidad, una vez que lo conoces incluso puedes empezar a hacer cambios en tu vida para vivir cada ciclo con mayor armonía.

Tu útero comenzará a relajarse, será tu brújula de vida, conectarás con la energía de la Tierra, abrirás tu corazón floreciendo en todos los aspectos de tu Ser.

 

Energía Femenina, Fertilidad, Mujer Cíclica, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual

Fertilidad Femenina, una mirada energética

arbol mujer

 

 

Este enfoque es mucho más amplio, ahora sólo me voy a centrar en la cualidad receptora del útero (física y energéticamente) y la importancia de liberar, de soltar para poder crear vida.

La forma física del útero es similar a una vasija, un recipiente que recepciona, guarda y contiene, listo para recibir la vida, la luz (energía masculina)  generando y gestando nuevas formas de vida, en todo nivel (descendencia, proyectos, sueños….).

Si en un recipiente comienzas a guardar cosas, llega un momento que se llena y ya no hay lugar para más. Con el útero ocurre algo similar, se recibe tanta información que algunas mujeres,  cuando quieren gestar una vida humana en el vientre, no hay lugar para ello o hay lugar para recibirla pero no para sostenerla.

Puedes estar preguntándote cómo es eso de guardar “cosas” en el útero, te cuento: por un lado el útero tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas, se puede decir que es como un gran cerebro que registra cada sensación, cada pensamiento, cada experiencia.

También es importante la relación del útero con el agua (el útero es un medio acuoso), el agua recepciona y amplifica las vibraciones de lo que percibe, siendo un gran agente comunicador, todo lo que ocurre en el entorno es percibido en el útero; la capacidad de recibir desde el exterior la observamos también en su anatomía, dispuesto de fuera hacía dentro, por donde recibimos y gestamos la vida, en un sentido más amplio, nuestra vida (anhelos, valores, autoconceptos, etc,…)

El útero es la cavidad más espaciosa, donde además de albergar cada experiencia de nuestro entorno, cada experiencia de vida, etc  … Se guarda registro de los encuentros sexuales, de las experiencias de nuestra madre, de nuestro linaje y de todo el linaje femenino, ¿sorprendente no? Al menos para mí lo fue en algún momento.

¿Cómo influyen estos registros? Estas memorias y energías ajenas tomadas sin darnos cuenta, también se alojan en nuestro subconsciente condicionando como percibimos el mundo, como sentimos, pensamos y actuamos, con pensamientos y actitudes automáticas, incorporadas como si fueran propias, identificándonos con ellas, boicoteando nuestro bienestar y/o nuestros anhelos, cuando en realidad esas formas de percepción no son nuestras.

Por ejemplo en la infancia nos inculcan una serie de valores a través de las acciones y comentarios de quienes nos rodean, observamos cuáles son las cualidades por las que una mujer o una buena madre es valorada, una de estas cualidades suele ser la mujer abnegada y sacrificada que prioriza de forma constante a su pareja e hijos, dejándose a ella en último lugar (muchas lo hemos visto en nuestras madres, tías, vecinas, abuelas…) Por otro lado, se inculca la mujer independiente, trabajadora, que se cuida y disfruta, entonces es posible que esta niña al ser adulta y querer ser madre, no lo logre, pues en una parte de su útero y de su psiquis está guardada esta memoria de lo que ha observado y absorbido: si eres madre tu bienestar ya no cuenta, debes olvidarte de tus necesidades y dar todo a tu entorno, entonces inconscientemente la gestación no se produce.

¡Cuántas madres agotadas de mirada opaca hemos visto, cuántas mujeres que su vitalidad está mermada, mermando también su alegría de vivir!!! Entonces es “normal” que nuestra parte instintiva e intuitiva quiera mantener el brillo de la mirada y se niegue a vivir de esa manera. La buena noticia, es que estas memorias se pueden transformar, se puede ser madre y ser una mujer que se cuida y se dedica tiempo a sí misma para su bienestar.

Como decía este es un ejemplo, las memorias que impiden la gestación suelen ser varias, hemos tomado inconscientemente tantas energías y memorias ajenas, aceptándolas como propias, alejándonos de nuestra naturaleza esencial, nuestro poder personal y creativo…..

Llevar la atención al útero, tomando conciencia de sus cualidades, sintiéndolo, encontrándonos con esas memorias, las Alquimizamos, conectando con la vida, la fertilidad, la alegría y abundancia.

Este artículo ha sido publicado en dos revistas de distribución gratuita en Madrid y parte de la Península  Ibérica Revista Energía Vital   (página 24) y Revista Universo Holístico (página 44)

Acá puedes leer más sobre  Fertilidad Femenina