Programas

yoga-mesntrual

 

El ciclo menstrual es el más básico y terrenal que tenemos. La sangre es nuestra conexión con lo femenino arquetípico.

Los ciclos macrocósmicos de la naturaleza, como el flujo y reflujo de las mareas y los cambios de estación, se reflejan a menor escala en el ciclo menstrual del cuerpo femenino individual. La maduración mensual de un óvulo y la gestación, o la evacuación de la sangre menstrual subsiguientes reflejan el proceso de la creación como ocurre no sólo en la naturaleza, inconscientemente también en las empresas humanas. En muchas culturas, el ciclo menstrual se ha considerado sagrado.

El ciclo menstrual rige el flujo no sólo de los líquidos, sino también de la información y la creatividad, refleja el modo en que la conciencia se convierte en materia y el pensamiento crea la realidad.

El ciclo ovárico está regido por una serie de cambios hormonales, estos cambios nos dan diferentes niveles de vitalidad y expresión de las energías físicas, mentales y emocionales, que nos incitan a vivir en constante transformación.

Todos estos cambios no solo influyen en nuestra energía y nuestra forma de pensar, sino también en la relación de nuestros niveles conscientes y subconscientes de conocimiento. Nuestro comportamiento, aptitudes, sexualidad y espiritualidad también varían durante el mes, y sin embargo nos han inculcado que debemos ser la misma persona con los mismos atributos permanentemente.

El ciclo ovárico ofrece a la mujer las herramientas necesarias para que deje su huella en el mundo, alcance el éxito y la satisfacción personal. La naturaleza no desea que seamos solamente máquinas de concebir; también nos apoya en nuestra individualidad y en nuestros objetivos y sueños a través de las diferentes capacidades que conforman las cuatro fases del ciclo menstrual.

Nuestro ciclo es un poderoso recurso compuesto por una serie de habilidades que permiten a la mujer crear la cultura y la sociedad, y precisamente en el seno de ambas nacerán las generaciones venideras que compondrán el futuro. 

El útero y los ovarios son los principales órganos del segundo chakra. Esta zona es literal y figuradamente un «espacio creativo» en el que las mujeres pueden generar hijos, relaciones, profesiones, novelas, percepciones profundas y otras obras creativas o artísticas. Cuando la energía no circula bien en esta zona del cuerpo, pueden producirse problemas ginecológicos, los trastornos pelvianos son manifestaciones de «energía bloqueada» en la pelvis.

La salud de útero y ovarios también está asociada a otros órganos determinantes en nuestra salud menstrual.

Las experiencias que vivimos, nuestras emociones y pensamientos tienen repercusiones en nuestros órganos, por lo tanto si estamos teniendo molestias o dolores, si hay problemas ginecológicos, hemos de abordar también el resto de los órganos que influyen.

En este programa conoceremos la naturaleza femenina y sus manifestaciones armónicas a través del ciclo menstrual resignificando paradigmas, transformando percepciones y pensamientos;  nos enfocaremos en cada uno de los órganos asociados al ciclo menstrual, las emociones y experiencias alojadas en cada uno y por medio del kundalini yoga, moveremos la energía bloqueada para retomar el flujo natural y la armonía, despertando tu poder creativo femenino.

CUANDO

El programa se desarrolla en CUATRO jornadas intensivas:

13 Octubre // 10 Noviembre // 1 Diciembre // 11 Enero

De 10.30 a 18.30hs

DONDE

Crecemos con Yoga. Calle Valdemoro, 3 Leganés, Madrid (Urbanización Arroyo Culebro)

INSCRIPCIONES E INFORMACIÓN