Energía Femenina, Fertilidad, Mujer Cíclica, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual

Fertilidad Femenina, una mirada energética

arbol mujer

 

 

Este enfoque es mucho más amplio, ahora sólo me voy a centrar en la cualidad receptora del útero (física y energéticamente) y la importancia de liberar, de soltar para poder crear vida.

La forma física del útero es similar a una vasija, un recipiente que recepciona, guarda y contiene, listo para recibir la vida, la luz (energía masculina)  generando y gestando nuevas formas de vida, en todo nivel (descendencia, proyectos, sueños….).

Si en un recipiente comienzas a guardar cosas, llega un momento que se llena y ya no hay lugar para más. Con el útero ocurre algo similar, se recibe tanta información que algunas mujeres,  cuando quieren gestar una vida humana en el vientre, no hay lugar para ello o hay lugar para recibirla pero no para sostenerla.

Puedes estar preguntándote cómo es eso de guardar “cosas” en el útero, te cuento: por un lado el útero tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas, se puede decir que es como un gran cerebro que registra cada sensación, cada pensamiento, cada experiencia.

También es importante la relación del útero con el agua (el útero es un medio acuoso), el agua recepciona y amplifica las vibraciones de lo que percibe, siendo un gran agente comunicador, todo lo que ocurre en el entorno es percibido en el útero; la capacidad de recibir desde el exterior la observamos también en su anatomía, dispuesto de fuera hacía dentro, por donde recibimos y gestamos la vida, en un sentido más amplio, nuestra vida (anhelos, valores, autoconceptos, etc,…)

El útero es la cavidad más espaciosa, donde además de albergar cada experiencia de nuestro entorno, cada experiencia de vida, etc  … Se guarda registro de los encuentros sexuales, de las experiencias de nuestra madre, de nuestro linaje y de todo el linaje femenino, ¿sorprendente no? Al menos para mí lo fue en algún momento.

¿Cómo influyen estos registros? Estas memorias y energías ajenas tomadas sin darnos cuenta, también se alojan en nuestro subconsciente condicionando como percibimos el mundo, como sentimos, pensamos y actuamos, con pensamientos y actitudes automáticas, incorporadas como si fueran propias, identificándonos con ellas, boicoteando nuestro bienestar y/o nuestros anhelos, cuando en realidad esas formas de percepción no son nuestras.

Por ejemplo en la infancia nos inculcan una serie de valores a través de las acciones y comentarios de quienes nos rodean, observamos cuáles son las cualidades por las que una mujer o una buena madre es valorada, una de estas cualidades suele ser la mujer abnegada y sacrificada que prioriza de forma constante a su pareja e hijos, dejándose a ella en último lugar (muchas lo hemos visto en nuestras madres, tías, vecinas, abuelas…) Por otro lado, se inculca la mujer independiente, trabajadora, que se cuida y disfruta, entonces es posible que esta niña al ser adulta y querer ser madre, no lo logre, pues en una parte de su útero y de su psiquis está guardada esta memoria de lo que ha observado y absorbido: si eres madre tu bienestar ya no cuenta, debes olvidarte de tus necesidades y dar todo a tu entorno, entonces inconscientemente la gestación no se produce.

¡Cuántas madres agotadas de mirada opaca hemos visto, cuántas mujeres que su vitalidad está mermada, mermando también su alegría de vivir!!! Entonces es “normal” que nuestra parte instintiva e intuitiva quiera mantener el brillo de la mirada y se niegue a vivir de esa manera. La buena noticia, es que estas memorias se pueden transformar, se puede ser madre y ser una mujer que se cuida y se dedica tiempo a sí misma para su bienestar.

Como decía este es un ejemplo, las memorias que impiden la gestación suelen ser varias, hemos tomado inconscientemente tantas energías y memorias ajenas, aceptándolas como propias, alejándonos de nuestra naturaleza esencial, nuestro poder personal y creativo…..

Llevar la atención al útero, tomando conciencia de sus cualidades, sintiéndolo, encontrándonos con esas memorias, las Alquimizamos, conectando con la vida, la fertilidad, la alegría y abundancia.

Este artículo ha sido publicado en dos revistas de distribución gratuita en Madrid y parte de la Península  Ibérica Revista Energía Vital   (página 24) y Revista Universo Holístico (página 44)

Acá puedes leer más sobre  Fertilidad Femenina

 

Energía Femenina, Mujer Cíclica, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual, sanación útero

Sa(n)grado Menstrual

mg_6218editlogoEl otro día en un curso que estoy tomando nos leyeron este extracto del libro “Tu sangre es Oro, celebrando el poder de la menstruación”, me llegó profundo por varios motivos.

Uno de ellos es porque me ayudo a darme cuenta que el estado en el que me encontraba (cansada, confusa y desmotivada) estaba asociado a no haber ofrendado mi sangre a la Tierra; lo llevo haciendo años, hace unos meses hubo un gran cambio en mi vida y estoy adaptándome a una nueva realidad:  hogar, continente, hábitos, etc.

Antes vivía en una casa con patio donde podía ofrendar mi sangre cada día del ciclo, ahora no tengo tierra de tan fácil acceso, tenía mi sangre guardada esperando encontrar el lugar para ofrendar.

Salí de la ciudad, fui a la naturaleza y allí ofrende mi sangre a la Madre Tierra, sentí un gran cambio, la vitalidad, la claridad y motivación volvieron a mi.

El contacto con la naturaleza estoy segura que también influyó, siempre me hace bien, me descarga y renueva, más estoy segura que la Ofrenda también me ayudo, pues la Tierra me reconoce a través de esta sangre sagrada que surge de lo profundo de mi ser, de mi centro Alquímico donde hay registro de todas mis experiencias; la Tierra, al recibirla, me reconoce, conoce mis procesos y me acompaña amorosa en mis procesos.

Acá comparto el texto:

“En otras culturas en vez de ignorar la menstruación, ha sido considerada y en algunos casos aún lo es, un tiempo especial y sagrado para las mujeres. Las prácticas rituales estaban ligadas al Sa(n)grado Menstrual de las mujeres y la sangre menstrual era altamente evaluada como poseedora de poderes mágicos.

En la época anterior al sacrificio de seres vivos, la sangre menstrual se ofrecía en ceremonias. La sangre menstrual era sagrada para los celtas, los egipcios, los maoríes, los antiguos taoístas, los tantristas y los gnósticos.

Los nativos americanos comprendían muy bien los diferentes sentimientos que las mujeres experimentan cuando menstrúan y para ellos, esos sentimientos forman parte de algo muy importante en los ciclos del cuerpo femenino.

Las mujeres se retiraban a un lugar especial a pasar su sangrado, se le consideraba ser el tiempo en que una mujer se encuentra en el lugar más alto de su poder espiritual, durante el cual, lo más adecuado era descansar y acumular sabiduría.

La relación entre las mujeres y la Tierra es de suma importancia. Dicha relación es nutrida mediante sangrar en la Tierra. Cuando las mujeres hacen esto tienen una relación celular directa con la Tierra, la cual las ayuda a centrarse y a ser/hacer Tierra. Es uno de esos actos de un ser humano que esta fuera del tiempo, que tiene un valor eterno. Parte de estos continuos giros de vida y muerte: las células que mueren en mi cuerpo y que son transportadas en la sangre menstrual, son alimento para la tierra, lo que muere da a luz, lo que muere alimenta el alimento.

Si ignoro un mes mi sangre me distancio de ese conocimiento.

Temo a mi sangre y me desagrada, pues así desconozco que también es nutricia, que también es un regalo que yo parto. Entonces la veo solamente como una pérdida, un deshecho, un desperdicio, un desperdicio de sangre, un desperdicio de tiempo, un bebé que no fue concebido.

Ya que desee un embarazo que no lo desee Mi sangre siempre es un regalo, un regalo en el sentido literal, es un regalo psíquico para mí misma, y es un regalo de mi cuerpo al cuerpo de la tierra. La tierra que es mi madre que me ha alimentado y nutrido cada día de mi vida.

Mi periodo es un acontecimiento mensual en mi vida que tengo en común con todas las mujeres que han vivido, las mujeres que vivían en las cuevas hace 20.000 años, las Sacerdotisas de las antiguas pirámides de Egipto, las Videntes de los templos de Sumeria…. todas ellas sangraban con la luna. La primera mujer que produjo el fuego, puedo haber estado menstruando en esa ocasión, eso es algo en lo que pensar: si la menstruación es un tiempo altamente creativo para las mujeres en el aspecto psíquico y espiritual, quién sabe cuántos regalos habrá recibido la humanidad de las mujeres durante sus menstruaciones.”

imagen Chanel Baran

Bienestar Femenino, Energía Femenina, Fertilidad, Mujer Cíclica, Mujer y salud, sabiduría ancestral femenina, Sabiduría Menstrual, sanación útero

Masaje de Útero, técnica Ancestral Maya

arvigo-techniques-of-maya-abdominal-therapy-1

 

El masaje de útero, lo aprendí cuando viví en América Latina, es un Masaje Ancestral Maya, conservado hasta nuestros días por parteras y sanadoras tradicionales de este pueblo, conocido allá como sobada.

La sobada abdominal se usa para reposicionar los órganos internos abdominales, así como el útero. Si has leído bien, reposicionar, pues a veces por sobreesfuerzos, una caída, por debilidad de los ligamentos que lo sostienen (debido a  sobre extensión en gestación y/o parto) e incluso por usar tacones, el útero y otros órganos se mueven de su posición original generando malestares físicos, emocionales y energéticos.

También puede haber causado el desplazamiento: lesión en el sacro o coxis, accidentes de tráfico, etc; ejercicio de alto impacto en superficies de cemento, aeróbicos de impacto, etc; levantar y llevar objetos pesados antes o durante la menstruación y demasiado pronto después del parto; el tiempo y la gravedad, cirugías anteriores, debilidad del piso pélvico, contractura crónica en la zona lumbosacra, retención de emociones.

Cuando el útero está fuera de su posición, el flujo sanguíneo y linfático pueden verse afectados y ponen presión al sistema nervioso, debilitando el equilibrio físico de esta área.

Cuando el útero vuelve a su posición original,  la homeostasis se restaura en el área de la pelvis y los órganos circundantes, aliviando los síntomas físicos, energéticos y emocionales, volviendo al equilibrio natural del cuerpo.

El cuerpo continuamente nos comunica si está en armonía o en desarmonía, a continuación detallo algunos síntomas o dolencias a través de los cuales tu cuerpo te avisa que tu útero necesita atención y que por medio de este masaje se pueden aliviar:

  • Ciclos menstruales y ovulación dolorosos y/o irregulares
  • Síndrome premenstrual, depresión con la menstruación
  • Sangrado vaginal anormal
  • Infecciones urinarias, cándida
  • Abortos espontáneos, gestaciones difíciles
  • Esterilidad
  • Endometriosis, quistes ováricos, fibromas uterinos
  • Perimenopausia, menopausia
  • Dolores de cabeza, migrañas
  • Congestión y dolor pélvico
  • Dolencias del aparato digestivo (colon irritable, reflujo, estreñimiento crónico, indigestión o acidez estomacal crónica, enfermedad de Crohn, gastritis)
  • Dolor en la espalda baja
  • Poca vitalidad, apatía

Tal vez al leer los puntos anteriores hayas identificado alguno que se manifiesta en ti, si es así debes saber que hay algunas restricciones y precauciones para poder aplicarlo, las cuales debes comunicar al solicitar una hora, estas son:

  • Cinco días antes de la menstruación y durante la menstruación
  • Durante el primer trimestre de embarazo
  • Si utilizas un dispositivo intrauterino (DIU)
  • Durante las seis semanas posteriores a un parto vaginal
  • Durante los tres meses posteriores a un parto por cesárea
  •  cuidado en presencia de hernias
  • Inmediatamente después de la cirugía abdominal
  • Infección activa o cáncer presente en el área pélvica, o mientras se someten a quimioterapia
  • Hernia de hiato (se requiere masaje suave)
  • Infección activa y aguda
  • Aneurisma abdominal
  • Diástasis de recto
  • Pesario para el prolapso uterino (quitar antes de la sesión)
  • Cualquier condición de salud grave

El número de sesiones para sentir beneficios varía en cada mujer, a veces hay congestión en la pelvis, haciendo necesario más sesiones para sentir cambios, por lo general recomiendo un mínimo de 4 o 5 sesiones, cada caso se evalúa de forma particular y en vista de la evolución que vaya teniendo. En general cuanto más perseverante se sea en el auto-cuidado, antes se nota la mejoría.

En tratamientos de fertilidad, el masaje de útero se ha usado y se usa con resultados muy favorables, no hay evidencia científica, “sólo” muchas mujeres beneficiadas de esta técnica, en conjunto con alimentación, hierbas y algunos cambios en hábitos de vida; la mayoría logran gestar en un periodo de entre 2 y 6 meses, siendo constante en el tratamiento.

Es importante destacar que casi todas las mujeres pueden recibir este masaje, incluso las que han vivido una histerectomía, gracias a que mejora la circulación sanguínea, el drenaje linfático y disminuye la formación de tejido cicatrizal.

Más allá de lo físico, este Masaje Ancestral libera memorias transgeneracionales y registros de encuentros sexuales, ayuda a volver a tu propio centro y tomar tu poder personal.

 

Bienestar Femenino, Energía Femenina, Fertilidad, Mujer Cíclica, Mujer y salud

Conferencia Gratuita

28423702_332673330561896_8734033489064980085_o

¿Quieres ser Madre y aún no lo has logrado? ¿Deseas prepararte para una Gestación Consciente? El programa Mujer Fértil es para ti.

Abordamos la fertilidad desde una visión holística, abarcando las dimensiones física, psicoemocional, anímico espiritual y energética, con el objetivo de conocer, cuidar y regular tu capacidad creadora y sustentadora de vida.
Para mayor información sobre el programa, te invitamos a la Conferencia el viernes 2 de Marzo a las 19:30.

Plazas limitadas. Reserva llamando al 910276671 / 652628 528 o escribiendo a alchemy@ecoriche.com

 

Más información sobre la conferencia :

https://alchemy.ecoriche.com/programa-mujer-fertil/

https://www.facebook.com/events/341834496221215/

Puedes leer un poco sobre Fertilidad Femenina desde una visión holística en :

Fertilidad Femenina