Bienestar Femenino, Energía Femenina, Menstruación, Mujer Cíclica, Mujer y salud, sanación útero, sindrome premenstrual

Dolor Menstrual, una mirada Holística e Integrativa.

@carmensantosolivares
http://www.santosolivares.com

Es cierto que menstruar no debiera doler, es un proceso fisiológico natural y debiera ser sin dolor, como orinar, defecar o cualquier otro proceso biológico.

La realidad de muchas mujeres es que, menstruar las duele, pudiendo ser un dolor incapacitante, intenso o leve.

Si me duele menstruar es porque mi cuerpo me está avisando que algo no anda bien (a través del dolor el cuerpo me dice que estoy en peligro o que algo en mi organismo no está funcionando de la forma adecuada; el dolor es un fino y elaborado método para mantenernos con vida).

El dolor menstrual puede tener origen fisiológico, anímico-emocional, mental, psicosocial, espiritual, energético y/o estilo-hábitos de vida, aunque en realidad todo está vinculado y relacionado.

Te cuento algo bien interesante a nivel biologico que ayuda a entender como emociones, pensamientos, vivencias, etc influyen en nuestro útero.

El útero esta conformado por varias cadenas o fibras musculares que funcionan de forma sincronizada, unas están inervadas al sistema nervioso simpático, otras al parasimpático, activando el estado de estrés o alerta, en unas circunstancias, relajando en estados de calma, generando tensión o relajación respectivamente.

Entonces si llevo un ritmo de vida muy acelerado, si estoy en estado constante de preocupación, de miedo, de incertidumbre,…. la musculatura del útero se mantiene en tensión continua, llegando a contracturarse y cuando llega el momento de menstruar, mi útero comienza a realizar los movimientos de expansión y contracción para liberar el endometrio…Me duele.

Si me he criado escuchando mensajes negativos acerca de ser mujer, de menstruar, de la maternidad (entre otros), este tipo de mensajes forman parte de mi subconsciente (junto con experiencias de otras vidas y/o de mis ancestras), generando una idea de que hay algo malo, sucio o peligroso en ello, entonces cuando menstrúo mi cuerpo lanza un mensaje a través del dolor, se siente en peligro.

Puede que mi útero se haya tensado (y consecuentemente enfriado) porque desde pequeña me han reprimido el placer, el deseo, la expresión de mi creatividad; tal vez no me dejaron subirme al árbol por ser niña, o me reprendieron al tocarme entre las piernas, o provengo de una familia-cultura donde el sacrificio y la abnegación son una virtud, en cambio disfrutar, pasarlo bien o priorizarse, algo malo; tal vez reprimieron mis pulsiones sexuales primarias, tal vez recibí una mirada de desaprobación en algún momento que estaba disfrutando mucho o ante una expresión espontánea de mi sentir, de mi alegría; tal vez me obligaron a comerme algo que no me gustaba, a comer de más o hacer coas que no quería, tal vez escuché demasiado “eso no se hace”, tal vez fui abusada, tal vez fui violada…

Tal vez al día de hoy he dejado mis sueños de lado, tal vez he dejado de disfrutar y vivo en el tener que, tal vez estoy con alguien con quien no quiero estar, tal vez estoy viviendo como me han dicho que debo vivir y no como yo quiero, tal vez he reprimido mis emociones, tal vez he silenciado alguna parte de mí, tal vez…. mi útero quiere volver a latir.

Este tipo de vivencias puede generar fisiológicamente que las fibras musculares del útero se tensen, que haya menor irrigación sanguínea y que se enfríe; a nivel energético estas experiencias han ido coartando las cualidades naturales del útero: creación, placer, deseo, gozo, inculcando recato, pudor, inhibición, sacrificio, dejando de lado el pulso vital natural, el Pulso Matriz que latía en nuestro vientre.

La buena noticia es que nuestro útero puede recuperar su pulso vital, de hecho si hay dolor y no ha y patología, nos lo está pidiendo.

El dolor menstrual también puede ser por inflamación, entonces se hace una revisión de hábitos y costumbres para dejar aquello que produce inflamación.

Puede que tu Pulso Matriz lleve tanto tiempo silenciado que se hayan manifestado patologías como endometriosis, miomas, sop, problemas en suelo pélvico u otros … entonces un abordaje integral será lo más efectivo.

En un enfoque holístico e integrativo nuestras aliadas serán la alimentación, las plantas, los masajes, la escucha, el abrazo, el aire, la tierra, el agua, el sol, meditaciones, prácticas corporales, el descanso…

En el día a día de este viaje de transformación, podemos integrar pequeñas grandes prácticas que nos ayudan a gestionar el dolor menstrual a medida que, de la mano de la huesera, recuperamos aquellas partes “perdidas” redespertando el Pulso Matriz.

Descarga programa Dolor Menstrual, recursos para gestionarlo, prácticas para liberarlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s