Autoestima Femenina, Bienestar Femenino, Energía Femenina, Mujer Cíclica, sabiduría ancestral femenina

El Cuidado de Una Misma

Todas las personas estamos muy influenciadas por la familia, la sociedad y la cultura en la que nos hemos desarrollado, se nos inculcan hábitos y deberes que muchos de ellos van enfocados en dar el gusto a nuestro entorno, pasando a llevar muchas veces lo que realmente necesitamos y anhelamos.

Por lo general esto toma mayor fuerza aún en las mujeres, nos suelen educar para criar y “sacrificarnos” por pareja, familia, descendencia dando casi igual nuestras necesidades reales; se ha ultra valorado (por suerte esto está comenzando a cambiar) la mujer abnegada que da todo  por el resto.

Las mujeres somos como la Tierra, somos Tierra; si la Tierra está sometida a cultivos intensivos, si se la explota al máximo, sus recursos se agotan y para producir necesitará estar constantemente llena de abonos externos, aún con, estos la tierra quedará yerma.

Muchas mujeres dan, dan, dan, dan, se postergan continuamente (es lo que las han dicho que deben hacer y uno de los valores máximos de ser mujer), nutren a su entorno, se olvidan de si mismas, no escuchan sus necesidades… Con el tiempo se empieza a sentir fatigada, agotada, sin motivación, tal vez hasta irritable y con dolores físicos de origen indefinido o no tanto (acá todo el cuerpo y el ser gritando para ser escuchado), entonces se va al médico y la llenan de abonos (ansiolíticos, analgésicos, pastillas para dormir, para despertar y un posible largo etcétera).

Esta mujer, esta Tierra que en su día fue fértil, llena de vida y vitalidad se ha ido agotando, lo bueno es que puede recuperarse, recuperarse a sí misma, su vitalidad, su motivación, alegría y bienestar.

La humanidad estamos directamente influenciadas por los movimientos cósmicos y podemos aprovechar estas energías en nuestra vida. Una de estas influencias viene dada por las fases lunares y por la constelación que esté transitando la luna (no soy astróloga, es un tema que me interesa y a veces leo artículos o veo vídeos de algunas astrólogas que lo explican de forma muy cercana, aunque sí soy conocedora de las influencias lunares).

Estamos en fase de luna menguante, momento ideal para limpiar, depurar y cambiar hábitos nocivos incorporando hábitos de autocuidado y amor.

Encontré hoy este escrito por ahí y quise compartir estas semillas de amor, para que cada día nos escuchemos un poquito o un muchito más, en el camino de nuestro bienestar.

“La idea de darnos a nosotras mismas lo que queremos y necesitamos puede causar confusión, especialmente si hemos pasado muchos años no sabiendo que está bien que nos cuidemos a nosotras mismas. Quitar nuestra energía y nuestra concentración de los demás y de sus responsabilidades y poner esa energía sobre nosotras y nuestras responsabilidades es una conducta de recuperación que se puede adquirir.

La aprendemos a través de la práctica cotidiana.

Empezamos por relajarnos, respirar profundamente y dejar ir los miedos lo suficiente para sentirnos lo más en paz que podamos. Luego, nos preguntamos a nosotras mismas: ¿Qué necesito hacer para cuidar de mí misma hoy, o en este momento?

¿Qué necesito y qué quiero hacer?

¿Qué demostraría amor y autorresponsabilidad?

¿Estoy atrapada en la creencia de que los otros son responsables de hacerme feliz, de que son responsables de mí?

Entonces, lo primero que debo hacer es corregir mi sistema de creencias. Yo soy responsable de mí misma.

¿Me siento ansiosa y preocupada por una responsabilidad que he estado descuidando? Entonces, tal vez necesito dejar ir mis miedos y atender esa responsabilidad.

¿Me siento abrumada, fuera de control? ¿He estado trabajando demasiado? Tal vez lo que necesite hacer sea darme un descanso y hacer algo divertido.

¿He estado descuidando mi trabajo o mis tareas cotidianas? Entonces, tal vez lo que necesite hacer es volver a mi rutina.

No hay una receta, una fórmula, una guía para el cuidado de uno mismo. Cada uno de nosotras tiene una guía, y esa guía está en nuestro interior. Necesitamos hacernos la pregunta: ¿Qué necesito hacer para cuidar amorosa, responsablemente de mí misma? Luego, necesitamos escuchar la respuesta.

Cuidar de una misma no es tan difícil. La parte más desafiante está en confiar en la respuesta, y en tener el valor de actuar conforme a ella una vez que la hemos escuchado.

Hoy me concentraré en cuidar de mí misma. Confiaré en mí mismo y en mi Poder Superior para guiarme en este proceso.”

Melody Beattie~

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s